Comienza una etapa

Estaba yo aquí pensando…

Para esta semana tenía pensado hacer un post sobre LastPass, pero estuve unos días con fiebre y me ha sido imposible hacerlo.
Así que como este es un mes especial para mí, y hace poquito que estrené la página web voy a escribir sobre lo que tengo en la cabeza.

En un par de semanas cumpliré los 36 y estoy feliz. Cumplir años siempre me llena de ilusión (eso si no se me olvida mi cumple). Tengo una abuela de 94 años que está fenomenal y espero llegar hasta ahí jejeje.

Pensando en mi cumple y mi familia, se me viene a la mente la cara que me suele poner la gente cuando les digo que soy asistenta virtual. Veo como giran todos los mecanismos de su cabeza: ¿Asis qué? ¿eso se come? ¿se puede vivir de eso? ¿pero qué trabajo es ése?

A ver, en persona me explico fatal: hablo bajito, pierdo el hilo de lo que estoy diciendo y acaban por decirme a todo que sí y ya está. Por eso suelo preferir escuchar, pero aquí, con un papel en blanco tengo el poder de cambiar lo escrito.

Puedo darle vueltas, corregirlo, formarlo, darle una nueva intención, llevar a quien me lea al punto que yo quiera. Así que va por mi familia y amigos, soy asistenta virtual 😀

¿Y qué es una asistente virtual?

Creo que la pregunta es, ¿cómo llega una a la asistencia virtual? Lo menciono en el vídeo de la página de servicios. Aquí te daré los detalles jugosos 😉 Antes de nacer mi niño mayor, yo ya sabía que no podía seguir trabajando en hostelería.

Mi intención es pasar con mis peques el mayor tiempo posible, así que durante el embarazo me dediqué a buscar información en internet sobre trabajos que yo pudiese hacer con mis habilidades. Me daba la sensación de que algo habría que yo pudiese hacer.

Estuve dándole vueltas al dropshipping, a los nichos de afiliación (tipo vender cafeteras con enlaces de amazon 😉 ), etc. De todo lo que fui recopilando, me quedé con la importancia de tener un blog, el marketing de contenidos y las primeras posiciones en google, junto con un montón de términos nuevos que he ido asimilando. Ya puedes hablarme de los que son las SERPs, los CRT, el DA etc 😉

Y entonces pasó algo increíble.

Como si todo ese mundo nuevo online que se me iba abriendo, más ser una mamá ingenua y nuevecita no fuera suficiente….
Va mi enano y con apenas seis mesecitos me lo encuentro de pie en su cuna. Shock. Mi corazón no está listo para esto (ni para la cantidad de coscorrones que vino después)

¿¡Ya es normal y bueno que este crío tenga tantas ganas de levantarse!? Yo había leído mucho sobre el tema, y se supone que los nenes no se levantan hasta cerca del año ¿y ahora qué? ¿Le dejo que haga lo que quiera? ¿Le tumbo en el suelo cuando se levante? Uff pues a buscar más info sobre esto.

La verdad, no hay cosa que más nos haga entrar en pánico que nuestros hijos. Tampoco hay nada que te haga reírte y aprender sobre tí mismo/a que tener un peque. ¡Caos total! 😀

Di con una web interesante. Una pedagoga especialista en crianza respetuosa. Ahora veo que su web ha cambiado, de aquella uno de los servicios que ofrecía era una consulta de una hora de duración por videoconferencia.

Durante ese rato que estuve hablando con ella sentí alivio. No hay nada normal dentro del crecimiento de nuestros hijos. Todos son diferentes y tienen sus particularidades, tenemos que confiar en ellos y disfrutar. No se vive tan mal en el caos 😉

En la videoconferencia, me contó que estaba un poco quemada por falta de tiempo. Tenía que rechazar clientes porque no daba abasto con el mantenimiento del blog, además quería escribir un libro, y tenía que dar charlas y conferencias por su comunidad.

Su trabajo me pareció fascinante. Podría ayudar a muchos padres confundidos, y a muchos bebés. Y ahí empecé a dar vueltas a eso del correo electrónico.

Sus clientes le entraban por ahí y también propuestas de colaboración. Pero también mucha gente pidiendo consejos gratis, intentando venderle algo, rebatiéndola en sus teorías e incluso insultando.

Dos horas perdidas en una pantalla sin sacar nada productivo.

Y surgió la gran idea

¿Y si yo le distribuyese el correo separando los mensajes importantes de verdad de los que no lo son? Me paso la vida leyendo webs, soy rápida.

Me leo su blog de cabo a rabo para referir a sus post a los preguntones, mando a SPAM a los trolls, le programo las conferencias en su calendario y le dejo limpitas las proposiciones de colaboración interesantes y a los posibles clientes.

Dos horas que gana para invertirlas en lo que ella quiere, ayudar a otras familias con sus métodos.

Me gusta la idea, ayudo a que ayuden 😉

Ahí empecé a afinar un poco más las búsquedas. Me dí cuenta de la cantidad de tiempo que un emprendedor pierde con el correo electrónico, con redactar los post de su web, mantener que todo funcione…

Pensé que la mejor manera que tenía de aprender cómo ayudarle sería pasar por las mismas dificultades y ver qué soluciones puede haber.

Haciendo las cosas es como mejor las aprendo, y como mejor puedo ponerme en lugar de mis clientes. Así que me metí a un curso de cómo hacer tu web con WordPress de Arturo García.

Y un poquito más tarde dí con la escuela de asistentes virtuales de Mamen y Esther, Colaboración Knowmada. Aprendí y aprendo mucho de ellos y de sus comunidades cada día.

Y entonces tuve que parar. Un nuevo embarazo y muchas visitas al hospital, no me garantizaban tiempo disponible para dedicar a mis clientes.

Una persona ve como surge el arcoiris con los brazos abiertos debajo de una cascada

Ahora ya está todo en su sitio y por fin vengo con muchas ganas.

Todo este tiempo he ido aprendiendo todo lo que he podido sobre todo lo que me ha parecido útil: SEO, storytelling, un poquito de edición de vídeo, redes sociales, teorías de productividad, programas de gestión… Y hablaré de todo ello en este blog 😉

Además he encontrado gente auténtica y muy profesional. La mayoría autodidactas que han acabado pivotando sus carreras. Quiero ser el mismo tipo de profesional que ellos, dar valor a los demás y poder vivir de ello.

Una de mis metas es trabajar para este tipo de personas, pero también me dificulta el especializarme en algo. Me gustaría ayudarles de todas las formas posibles para que vayan a lo importante.

Y me he dado cuenta de que me gusta solucionar problemas; buscar el plugin perfecto para determinada situación, ver cómo mejorar el manejo de datos dentro de la empresa, etc.

Otra de mis dificultades es que gran parte de este tipo de personas no suele pensar en delegar fácilmente. No sé si es la sensación de pérdida de control, que delegar bien lleva un poco de tiempo y van tan ahogados que se echan para atrás, o simplemente el ego de que nadie puede hacer las cosas mejor.

No pretendo hacer las cosas igual, ni mejor. Estoy preparada para poner el 100% de mi esfuerzo en tareas más mecánicas pero que roban tiempo y distraen, para que mi cliente pueda poner el foco en dar valor a sus clientes.

Que gane tranquilidad al saber que está cubierto, y pueda poner en práctica esa idea que no hacía por falta de tiempo.

Si buscas un poco, verás que los grandes bloggers no están solos, tienen un equipo detrás. Y a muchos les costó delegar al principio que no veas. Me gustaría ser la primera pieza que encaje en el puzzle de un proyecto. Y me he formado lo suficiente para ello, ¡es hora de pasar a la acción! 😉

¿En qué punto te encuentras tú? ¿Has tenido experiencia delegando en alguien?

¿Te ha parecido interesante? ¡Comparte!
Categorías Blog

Deja un comentario

¿Estás listo/a para mejorar tu productividad? ¡Allá vamos!
Por aquí te informo de que la responsable del fichero con tus datos soy yo, Iria Francos Méndez, de que la finalidad de la recogida de los mismos es el envío de publicaciones periódicas y de ofertas de productos o servicios propios. La legitimación para dicha recogida es gracias a tu consentimiento. Tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing: Mailrelay (CPC Servicios Informáticos SL), que se aloja en C/Nardo 12 28250 Torrelodones, Madrid con C.I.F. ESB83964601. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, supresión o rectificación enviando un email a [email protected], o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en mis POLÍTICAS DE PRIVACIDAD